¿Estamos encerrados de verdad?

No, claro que no. Siempre podréis salir de la sala y dar por terminado el juego. Además, desde fuera estaremos controlando lo que ocurre en el interior en todo momento. La puerta al exterior en ningún momento está cerrada. No debéis de tener miedo, no hay actores ni sustos de ningún tipo.

0 comments